La delgada línea entre no voy a gastar y venga, me lo merezco

La delgada línea entre no voy a gastar y venga, me lo merezco.